L-V de 10.00h a 20.00h

Hipoplasia mamaria

07.02.2022

Por hipoplasia mamaria entendemos la falta de desarrollo normal de la glándula mamaria. O lo que es lo mismo, un pecho de tamaño más pequeño de lo habitual. Existe, a su vez la aplasia mamaria, cuando no existe ningún desarrollo de la glándula mamaria, ni una aureola acorde a un pecho de normal desarrollo.


La hipoplasia es uno de los casos más habituales de consulta a un cirujano plástico, y su corrección es sencilla, mediante un aumento de pecho en el que se colocan prótesis para aportar un mayor volumen y conseguir unas líneas más estéticas. En la hipoplasia mamaria, la mamoplastia de aumento permite que la paciente obtenga el volumen de pecho deseado y acorde a su cuerpo.


¿Qué tipo de prótesis se usan?


Al tratarse de una operación de aumento, se pueden elegir prótesis mamarias redondas y anatómicas. Tanto de los implantes redondos como de los anatómicos, existen diferentes proyecciones y diámetros (en el caso de las anatómicas tienen diferente altura y anchura). En general, una prótesis redonda aporta mayor relleno en la parte superior de la mama, mientras que una anatómica produce un resultado más natural del pecho.


Para elegir que tipo de implante es el correcto es muy importante valorar:

- Deseo de la paciente: siempre hay que escuchar el deseo de pecho de la paciente para poder aconsejarle de forma personalizada.

- Características de la mama: un pecho vacío por arriba puede necesitar de prótesis redondas consiguiendo un resultado natural, o un pecho plano y alto con un implante anatómico puede conseguir un buen relleno en polo superior.
- Tipo de tórax: no es lo mismo un tórax redondeado que un tórax plano.
- Implantación del pecho: posición y altura a la que se encuentra el pecho.


¿Cómo es la cirugía de hipoplasia mamaria?


La cirugía de hipoplasia mamaria corresponde a un aumento de pecho o mamoplastia de aumento. Es decir, a la colocación de un implante mamario para aportar un mayor volumen de pecho y mejorar la silueta de la mama. La cirugía de aumento de pecho se lleva a cabo en quirófano mediante anestesia general (es la más segura para este tipo de operación). La duración normalmente es de 30 y 45 minutos según el caso. El efecto de la anestesia es similar al de la propia cirugía. Después de la cirugía y una vez la paciente haya despertado, pasará a la sala de recuperación, donde permanecerá en vigilancia durante una o dos horas. Después de esto la paciente se trasladará a la habitación donde se podrá ver ya con los familiares. El ingreso durará 24 horas y se dará de alta al día siguiente de la operación, tras retirar el vendaje de la cirugía y colocar un sujetador especial para el postoperatorio que lo suministramos nosotros mismos.


¿Por dónde se coloca el implante?

Existen dos vías de colocación de implantes o dos tipos de cicatrices:
- Vía submamaria o en surco mamario: mediante la cual no es necesario atravesar la glándula mamaria ya que se accede directamente detrás del músculo.
- Vía hemiareolar o areolar: el implante se coloca a través de la areola, necesitando atravesar la glándula mamaria.
La vía más recomendada y usada suele ser la inframamaria o surco, ya que nos evitamos problemas de sensibilidad de la areola o derivados de cortar los conductos de la glándula mamaria.
El implante se colocará preferiblemente en plano retropectoral (detrás del músculo), donde el implante mantiene mayor cobertura y una forma más natural. En casos específicos una vez estudiados puede colocarse subfascial (debajo de la fascia de la glándula mamaria).

¿Necesitaré drenajes?

Es una cirugía que no necesita de drenaje (excepto algunos casos especiales) ya que con una técnica depurada el sangrado es mínimo o inexistente, no necesitando de su colocación.


¿Cómo son las cicatrices?

Las cicatrices se cierran con puntos reabsorbibles, y la más superficial es una sutura intradérmica (por dentro de la capa más superficial de la piel), con este procedimiento no hay puntos "por fuera", ni hay necesidad de quitar ningún punto. La cicatriz inframamaria queda justo en el surco, disimulada con el propio pliegue del pecho y suele ser bastante pequeña.

¿Cómo es el postoperatorio de una hipoplasia mamaria?

Al día siguiente de operarte, se te retirará el vendaje de la operación y te colocará un sujetador especial de postoperatorio de cirugía de pecho (nosotros nos encargamos de aportarlo para tu comodidad). En ese momento te dará todas las instrucciones y consejos que debes realizar hasta tu primera revisión aproximadamente una vez haya pasado la primera semana de operación, en donde tendrás una nueva cita para seguir con el proceso dándote nuevas pautas.
Al principio deberás mantener los brazos pegados al cuerpo y no realizar ningún tipo de esfuerzo. Poco a poco los irás moviendo según te vayas recuperando. Los primeros días os suele doler en mayor medida la espalda que el pecho, ya que al notar presión en el pecho desplazas los hombros hacia adelante para evitar la tensión y os produce dolor de espalda. La sensación es similar a las "agujetas" en la zona del pectoral. Pasados 4-5 días y sobre todo a partir de la primera semana soléis hacer vida normal, pero evitando hacer esfuerzos o coger peso hasta que no haya pasado el mes de la operación. Los brazos los podréis ir levantando progresivamente. A partir del mes empezarás a realizar esfuerzos y deporte (siempre bajo las indicaciones del doctor).


Las curas son bastante fáciles, ya que no hay puntos por fuera, dos veces al día tal y como se os indique. Os podréis duchar sin problema (pelo a parte) a las 48h de la cirugía.
Al principio el pecho estará inflamado y duro (es normal que uno esté más hinchado que el otro, o que existan pequeñas diferencias, es algo totalmente natural que poco a poco se irá corrigiendo). Su forma irá acercándose progresivamente a la definitiva, así como adquirirá un tacto y dureza más natural. Los pinchazos suelen ser habituales y no debes preocuparte (enlazar con pinchazos).


El Dr. Valenzuela es experto en aumento de pecho como solución estética a hipoplasia mamaria, así como otros diagnósticos que afectan a la forma y volumen del pecho. Durante todo el proceso contarás con su supervisión, desde la primera consulta hasta la finalización del tratamiento con láser para eliminar las cicatrices. Solicita aquí tu cita previa gratuita y sin compromiso.